Blogs.

7 abril 2011
El rostro de Jesús en el arte

Hace unos días ha saltado a los medios de comunicación la noticia de que unos arqueólogos han hallado en Jordania el que podría ser el retrato más antiguo de Jesús. Según informó el diario británico Daily Mail, especialistas en Inglaterra y Suiza analizan unas láminas de bronce que contienen el rostro de un hombre con una corona de espinas y la leyenda "Salvador de Israel". Los 70 códices de bronce fueron hallados entre los años 2005 y 2007 en una colina con vista al Mar de Galilea, a menos de 100 millas de Qumran, la zona donde se hallaron los famosos papiros del Mar Muerto, una de las evidencias más conocidas de la historicidad de los relatos evangélicos. El códice que más llama la atención tiene el tamaño de una tarjeta de crédito, está sellado por todos lados y ofrece una representación en tres dimensiones de una cabeza humana.

Más allá de la autenticidad final del hallazgo -algunos expertos lo ponen en duda-, la noticia vuelve a poner de manifiesto el interés que siempre ha despertado conocer el verdadero rostro de Jesús. En la sección Con mucho arte de la Unidad 3 se habla precisamente de esta cuestión y se explica cómo los primeros cristianos representaban a Jesús con símbolos: un pez, un pastor con la oveja en los hombros... pero enseguida se representó como un hombre maduro. No se trataba de representar a Jesús tal cual fue. Seguramente fue de piel morena, con amplia nariz aguileña y barba, ya que todos los varones judíos evitaban afeitarse. Como señala José Barros, la discusión sobre el verdaro rostro de Jesús estuvo presente entre los primeros cristianos:

Durante los primeros siglos del Cristianismo tuvo lugar una gran discusión sobre la fisonomía de Jesús Nazaret. Para unos era una persona fea, cuya afirmación apoyaban y fundamentaban en las palabras del profeta Isaías: “En el Mesías no hay ni belleza ni hermosura”. Para otros era persona hermosa, apoyados y fundados en las palabras de David: “El Mesías era el más hermoso de los hombres”. En los siglos siguientes IV y V, los cristianos representaban a Jesús Nazaret como un joven vigoroso e imberbe. Pero, a partir del siglo VI, le presentan como un hombre maduro, de rostro huesudo, nariz larga, ojos profundos, con cabellos cayendo sobre los hombros que se abrían por la frente y con barba oscura y rizada separada en las puntas.

Ambos modelos tiene su origen en Oriente, pasando a Occidente y conviviendo los dos por un tiempo, pero prevaleciendo el segundo. Estas dos formas de ver la fisonomía de Jesús de Nazaret estuvieron presentes en la mente de los cristianos a lo largo de los siglos, influyendo notablemente en los artistas para la representación e imagen de sus futuras esculturas, tallas, pinturas e iconos.

La siguiente presentación resume de manera gráfica cómo ha sido representado el rostro de Jesús en la historia del arte:

Hace poco tiempo History Channel emitió un documental titulado "¿El verdadero rostro de Jesús?" que aborda las distintas representaciones de Jesús en la historia y presenta un intento de reconstrucción del rostro de Jesús en 3D a partir del lienzo de la Sábana Santa de Turín:

Noticia: ACI | Presentación: Pablo Rodríguez | Artículo "La fisonomía de Jesús de Nazaret": Ecclesia Digital
 

Posteado por César Badajoz

Comentarios
No hay ningún comentario disponible













Bilingual learning













« Junio 2017 »
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30
pie_pagina_separador
Fundaci�n Edelvives