Blogs.

24 septiembre 2012
La polémica restauración en Borja, una oportunidad para explicar el Ecce Homo

Las noticias que nos ofrece la actualidad, aunque tengan cierto carácter de superficialidad, pueden ser una buena oportunidad para explicar en clase de religión personajes, relatos o expresiones de origen bíblico. Creemos que uno de estos casos es la polémica originada en el pueblo de Borja por la restauración fallida de un Ecce Homo en un santuario de la localidad aragonesa. La noticia alcanzó difusión mundial -algunos dicen que por la ausencia de noticias relevantes en el período estival-, y todavía sigue siendo fuente de comentarios por las visitas que recibe el santuario, por los negocios que quieren apropiarse de la marca "Ecce Homo", por el debate acerca de la conveniencia o no de la restauración profesional de la pintura y por la incesante aparición de imitaciones creadas por internautas con rostros de famosos. Incluso han aparecido aplicaciones móviles que generan "ecce homos" personalizados. Más allá de estos aspectos, para nosotros se nos abre una oportunidad educativa para explicar el origen bíblico de esta expresión latina.

¿Quién pronunció la expresión Ecce Homo?

Si realizamos una búsqueda en Google con los términos "Ecce Homo", en primer lugar se deplegarán noticias relacionadas con la polémica de Borja, pero después descubriremos distintas webs de cofradías españolas que han escogido como nombre Ecce Homo. Este dato nos pone ya sobre la pista de que esta expresión está relacionada con la Semana Santa, con la Pasión y Muerte de Jesús. En efecto, Ecce Homo ("he aquí el hombre") es la traducción que la Vulgata ofrece del pasaje evangélico Jn 19, 5:

Salió, pues, Jesús, con la corona de espinas en la cabeza y vestido con aquella capa de color rojo oscuro. Pilato dijo: –¡Ahí tenéis a este hombre!.

Son las palabras que pronunció Poncio Pilato, gobernador romano de Judea, al presentar a Jesús de Nazaret ante la muchedumbre, después de haber sido atado a la columna, flagelado y coronado de espinas (si seguimos el relato de Juan).

La locución "hecho un ecce homo"

Como podemos suponer, el aspecto de Jesús después de haber sufrido esos castigos, debía ser lastimoso. De esta situación deriva un segundo significado para Ecce Homo. Así lo define la RAE:

Persona lacerada, rota, de lastimoso aspecto

Por lo tanto, cuando decimos de alguien que viene "hecho un ecce homo" (o las variantes "estar hecho un cristo" o "estar hecho un nazareno") queremos significar que presenta una apariencia de dolor o de mal aspecto. Podemos encontrar un análisis profundo de esta locución AQUÍ.

El Ecce Homo en el arte

En la iconografía cristiana encontramos muchas obras bajo el título Ecce Homo, en las que Jesús suele aparecer semidesnudo o atado, con signos del castigo recibido en la flagelación. Importantes artistas como Tiziano, Caravaggio o Murillo han representado el Ecce Homo (la Wikipedia nos ofrece una interesante recopilación de estas obras). Una de las representaciones más sugerentes es la de Antonio Ciseri, porque consigue reflejar en su pintura la tensión del momento en el que Poncio Pilato se dirigió a la multitud para decirles: "he aquí el hombre".

Traducción del texto bíblico: Biblija.net

Imágenes: Montaje con la pintura original de Elías García y la restauración fallida de Cecilia Giménez | Fotograma de "La Pasión" | Ecce Homo, Antonio Ciseri

Posteado por César Badajoz

Comentarios
No hay ningún comentario disponible













Bilingual learning













« Agosto 2017 »
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31
pie_pagina_separador
Fundaci�n Edelvives